viernes, 9 de mayo de 2014

Frotografiando a la novia. Mi primera boda.

Estamos en época de bodas, por todas partes vemos coches con flores blancas en las puertas, arroz o confeti en la puerta de las iglesias, gente muy elegante, y recibimos las invitaciones correspondientes, unos años más y otros menos, pero siempre cae alguna.

A mí este año me cayó la invitación y también un encargo de mis amigos Cris y Dani, hacer las fotos de la preparación de la novia, me hizo muchísima ilusión y nervios, claro.

Esta parte de la boda es muy bonita, es un momento muy íntimo, donde vas viendo como poco a poco la novia se convierte en la Novia, y los nervios y la emoción de sus familiares están a flor de piel, pero todos concentrados en las tareas que hay que hacer antes de que llegue el coche: desde los pendientes hasta darle el ramo a la novia para entrar en la iglesia.

Aquí os dejo mi primera boda como fotógrafa, espero que os guste. Muchas gracias a Cris, Dani, Consuelo, Patri, Jose Manuel y a Celia (India, tiaras y tocados) por dejarse fotografiar y posarme tan bien, yo disfruté mucho de ser testigo de este momento.